Vacaciones 2011: Jornada 12. Potes, Fuente De y San Vicente de la Barquera.

Potes

Potes

Miércoles, 24 de Agosto de 2011.

Nuestra intención hoy es subir a Fuente De. Allí hay un teleférico que sube a las montañas de los Picos de Europa. En principio, por la mañana está nublado así que antes de subir a los Picos de Europa desayunamos tranquilamente (5,5€) y vemos Potes de nuevo a ver si levantan las nubes.

Dejamos la habitación (45€) y aprovechamos para pasear por el pueblo, hacer la compra para futuras excursiones (11€) y visitar la Torre del Infantado, muy recomendable. En el interior, recientemente reformado, se puede disfrutar de la exposición religiosa del apocalipsis, amenazas a la iglesia y demás material conservado del Beato de Liébana.

Finalmente, a pesar del mal tiempo nos dirigimos a Fuente De por si tenemos suerte y despeja durante el trayecto. Nada. Cuando llegamos a los pies del teleférico sigue nublado. La gente que baja nos dice que no merece la pena. Son quince euros por persona y arriba la niebla es muy densa y apenas se ve a unos metros. Nos prometemos volver en el futuro y damos media vuelta.

Cambiamos el rumbo de nuestras vacaciones y apuntamos de nuevo nuestro destino hacia la costa cantábrica. Atravesamos el Desfiladero de la Hermida, más fácil de conducir y más bonito que el de los Beyos para mi gusto.

Desfiladero de la Hermida

Desfiladero de la Hermida

Comemos en Casa Cofiño, cocido montañésy revuelto (28€), está delicioso. Hemos tenido suerte porque según nos dicen normalmente hay que reservar al menos de un día para otro y además es ya bastante tarde (pasadas las tres de la tarde).

Nuestro destino hoy es Santillana del Mar, donde tenemos la reserva de una posada. Antes de dirigirnos allí pasamos por San Vicente de la Barquera. Intentamos aparcar pero está complicado. Finalmente desistimos y lo vemos desde el coche ya que estamos cansados del día largo y nos parece más de lo mismo, puerto y pueblo marinero pero más grande y con muchísima gente.

Llegamos a Santillana, la posada está a un kilómetro del centro y es una maravilla. La habitación es amplia y confortable, tanto que aprovechamos para descansar, ver la tele y picar algo en la habitación…

Esta entrada ha sido publicada en Viajes y etiquetada como , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.